Valdelesabeyes golden retriever

Valdelesabeyes

Golden Retriever

golden retriever de valdelesabeyesGolden Retriever

golden retriever de valdelesabeyesValdelesabeyes Golden

Portafolio image

Protocolo de desparasitación en hembras gestantes

Los áscaris son los helmintos más frecuentes de encontrar en las crías y en la madre. Entre el 10-20% de los perros están infestados y el porcentaje llega al 60% en los criaderos. Se trata de una zoonosis ya que el hombre, y más en concreto los niños, pueden ser infestados por la ingestión de huevos larvados de Toxocara canis

Los áscaris no son hematófagos pero consumen grandes cantidades de glucosa, aminoácidos y vitaminas, y esta expoliación explica las alteraciones óseas constatadas en los individuos fuertemente parasitados, así como las crisis convulsivas que en ocasiones presentan (hipoglucemia). Si son muy abundantes pueden provocar obstrucción, oclusión o perforación intestinal. Los huevos eliminados por las heces son extremadamente resistentes y sobreviven a temperaturas comprendidas entre los 10-45 °C, como también resisten la desecación o la humedad, y permanecen infestantes durante 5 años.

El ciclo del parásito en animales adultos explica las medidas necesarias que debemos tomar para evitar la infestación en cuanto al tratamiento de las hembras gestantes: cuando los huevos conteniendo una larva son ingeridos por un adulto, las larvas van a enquistarse en diversos órganos. En los machos morirán en pocos meses; en las hembras permanecerán vivas y se reactivarán durante el celo. Cuando se reactiven llegarán a los pulmones y darán lugar a vermes adultos que van a infestar a los cachorros por vía placentaria o por el calostro y la leche. Como el ciclo evolutivo del parásito habrá empezado antes de nacer, los cachorros contaminados en la gestación serán infestados por áscaris adultos a partir de los 10 días.

El ciclo del parásito permite, por tanto, identificar tres modalidades de infestación de los animales jóvenes:

  • La vía transplacentaria que puede provocar en ellos una ascaridiasis en los 10 días que siguen al nacimiento.
  • Infestación por la leche (ascaridiasis a las 5 semanas).
  • Infestación por los huevos presentes en el ambiente que se descubren hacia el mes de edad (ascaridiasis a las 8 o 9 semanas).

Síntomas

Los síntomas que se observarán serán:

  • Alteraciones respiratorias que se corresponden con el paso de las larvas por el pulmón.
  • Crecimiento más lento, adelgazamiento, apetito irregular, deformaciones óseas en las razas grandes, crisis convulsivas (hipoglucemias) sobre todo en razas pequeñas. Estas alteraciones se deben al expolio por parte del parásito.
  • Alteraciones digestivas: vómitos (con posible eliminación de gusanos), alternancia de estreñimiento y diarrea, y abombamiento del abdomen. Sin tratamiento, la evolución hacia una infestación masiva será fatal para el cachorro (oclusión, perforación, peritonitis)

Así pues, teniendo en cuenta el ciclo parasitario, se hace necesario prevenir la infestación con la siguiente profilaxis médica:

Vermifugación de las hembras:

  • Al principio del celo, para luchar contra la reactivación larvaria.
  • El día 40 de gestación para evitar la transmisión transplacentaria que se inicia en este preciso momento.
  • En el parto para evitar la transmisión por la leche.
  • Cada 15 días hasta el destete de la camada para luchar contra la reinfestación a través del ambiente.

Vermifugación de los cachorros:

  • Primera desparasitación a los 15 días en ambiente de riesgo (criadero) y a las 3 semanas en una camada aislada.
  • Desparasitaciones repetidas cada 15 días hasta el destete, y luego 1 vez al mes hasta los 6 meses.

Profilaxis sanitaria. Limitar la contaminación del ambiente:

  • Evitar la superpoblación.
  • Preferir el suelo de grava o cemento que el de tierra.
  • Limpieza a presión (Karcher) con cepillados de los rincones y recovecos.

Tratamiento

Todos los antihelmínticos clásicos destruyen los áscaris, pero únicamente el fenbendazol (Panacur), flubendazol, oxfendazol y levamisol destruyen las larvas acantonadas o en migración. Por tanto son estos vermífugos vermicidas los más recomendables.
La dosis adecuada para hembras gestantes es de 50mg/kg/día de fenbendazol (Panacur) durante 3 a 5 días, administrado, tal y como se ha indicado anteriormente, al principio del celo, a los 40 días de gestación, en el parto y cada 15 días hasta el destete. El Fenbendazol es un antihelmíntico oral de amplio espectro de acción ovicida, larvicida y vermicida. Es totalmente inocuo en animales débiles y caquécticos y hembras en cualquier etapa de la gestación. Puede administrarse en perros a partir de las 2 semanas de edad. No presenta período de retiro en leche. Se administra por vía oral mediante una jeringa.

El Fenbendazol además de combatir las formas maduras e inmaduras de Toxocara canis, es también efectivo para el tratamiento de las parasitosis por las formas maduras de Ancylostoma caninum, Uncinaria stenocephala, Toxocara cati, y las formas maduras e inmaduras de Toxoscaris leonina y Trichuris vulpis, Taenia pisiformis, Giardia sp y Filaroides osleri.